Qué es subrogar una hipoteca

que-es-subrogar-hipoteca-modificar-propietario
La subrogación de tu hipoteca podría tener numerosos beneficios, aunque unido a ello hay algunos gastos que deberías conocer para poder tomar la decisión final sobre el cambio de banco.

En primer lugar, respondamos la pregunta que mucha gente se hace: ¿es posible suborgar una hipoteca? El concepto de subrogación se refiere, básicamente, al cambio de banco e incluso de titular de tu hipoteca. Sí, así es. No tienes por qué permanecer con un banco toda la vida si otro te ofrece mejores condiciones. (En analizar esta decisión, precisamente, es a lo que nos dedicamos en Daurum finance). En cualquier caso, realizar este cambio requiere dar unos pasos que te explicamos a continuación:

Si tomas a tiempo la decisión de realizar una subrogación de tu hipoteca, puedes ahorrarte mucho dinero

Como decíamos, una subrogación es una modificación de las condiciones de tu acuerdo con el banco, tu hipoteca. Esta solución puede producirse cuando se termina cambiando el deudor, es decir, el titular de la hipoteca, o bien el acreedor, es decir, tu banco. Ambas cosas pueden modificarse durante toda la vida de tu hipoteca.

Eso es precisamente lo que significa, literalmente, la palabra subrogar: “sustituir, poner a alguien o algo donde había otra persona o cosa”. La idea más importante que debes tener en cuenta es que estamos ante un cambio que podrías realizar siempre que quisieras, dentro de los años de tu hipoteca o préstamo.

que-es-subrogar-hipoteca-cambiar-banco

Llegar a un mejor acuerdo hipotecario con tu banco u otra entidad es posible si sigues los pasos adecuados hacia la subrogación final

Subrogar tu hipoteca: qué ventajas tiene

Como te habrás imaginado, la subrogación de tu hipoteca podría ocurrir en entornos y por razones diferentes. En términos de rentabilidad monetaria una subrogación hipotecaria podría llegar a darnos una mejora sustancial en nuestra economía familiar. 

De esta forma, hablamos de ventajas ya que supone un ahorro de dinero dadas las nuevas características.

Tipos de subrogación 1: beneficios por modificación del deudor

Dependiendo de si fuese el anterior titular o el actual, subrogar la hipoteca tendría unas ventajas u otras.

En la primera opción, si hablamos de una subrogación porque se pone en venta el inmueble hipotecado, habría un ahorro correspondiente a los gastos de cancelación de la hipoteca. Quienes adquieren la vivienda se ahorrarían la comisión de apertura junto a otros gastos como sería la tasación. Y, en muchos casos, dejaría de pagarse también el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

Tipos de subrogación 2: beneficios por modificación del acreedor, el banco

  • Mejora en los intereses: dada la posible reducción del tipo, o bien porque se traslada la hipoteca variable a fija, o al revés. También podría posicionarse en el euríbor si se tuviese el IRPH como indicador.
  • Aumento en los plazos de amortización.
  • Ajuste de cláusulas y otras características vinculantes.
  • Eliminación de la comisión por cancelación.

En cualquiera de los casos, si te estás preguntando qué es subrogar una hipoteca y crees que tendría beneficios en tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros completando nuestro cuestionario de viabilidad.